El hombre de pocas palabras

Por todos es conocido que una entrevista a Kimi Raikkonen puede convertirse en una serie de monosílabos, en ocasiones ininteligibles. En las últimas semanas, las principales preguntas que ha recibido el finlandés –campeón del mundo en 2007- se han enfocado a su futuro como piloto de la Scuderia Ferrari el año entrante y la posibilidad de que alguna joven promesa sea promovido para ocupar el garaje junto al tetracampeón Vettel. Las respuestas de Kimi frente a los medios son las mismas que si fuera cualquier otro tema el cuestionado y no deja entrever menor detalle sobre lo que ocurre al interior de la negociación entre los jerarcas de la Scuderia y él.

Conforme se acerca el paro veraniego de la máxima categoría y con las renovaciones de Ricciardo firmada y la Rosberg siendo casi un hecho, el asiento que queda libre y que es deseable para cualquiera es el de la casa de Maranello por lo que resulta natural en énfasis que se hace en la posibilidad de renovar por un año más la relación.

Marchione dijo que dependerá de sus resultados, Checo dice que está libre y listo para otra oportunidad en un equipo grande mientras guiña a Ferrari, Salo defiende a su compatriota pidiendo que lo renueven, Vettel parece que no ha expresado sus preferencias aún, Arrivabene dice que tienen la pareja ideal de pilotos pero no se decanta por señalar la renovación de Kimi, y las opiniones se siguen montando sobre el tema de quién debe ocupar el prestigioso lugar que hoy tiene el finlandés.

Sólo que en Austria, fue turno de hablar de Raikkonen y no lo hizo frente a los medios sino en la carrera, rescatando por tercera ocasión un podio cuando Vettel abandona en la carrera. Al igual que en Bahrein y Rusia, cuando su compañero alemán se retira es cuando Kimi obtiene podio en esta temporada y suma ya cuatro en toda la temporada con los mismos puntos que Vettel, claro con una carrera más arrancada.

Es cierto que las preferencias de Vettel y la estabilidad puedan tener un valor preponderante en la elección del segundo piloto de Ferrari para el año entrante pero también lo es que, como la mayoría de las veces en su carrera, Kimi habló en la pista y debe seguir haciéndolo si quiere tener asiento en Maranello en 2017.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *