Ferrari 1

Ferrari ¿rumbo al precipicio?

Con un inicio de temporada decepcionante, Ferrari suma otra campaña en la que deberá jugar a alcanzar a los equipos que marcan el paso en la F1. Sin embargo, el problema de los escarlatas no radica en si se encuentran o no cerca de sus contrincantes por el Campeonato de Constructores sino en que ha perdido el paso respecto a sus rivales, especialmente Red Bull Racing y Mercedes. Si bien siempre está presente entre los mejores, la Scuderia Ferrari ha dejado de ser la mejor y el estándar a seguir, lo cual debe preocupar a sus aficionados pues parece que estamos al borde de otro periodo de sequía, otra vez rumbo al precipicio en que ha caído en varias épocas.

En el rubro del Campeonato de Pilotos, la escudería italiana fue constante desde el inicio del Campeonato Mundial de la Fórmula Uno con títulos con 6 de los primeros 15 títulos disputados (Ascari en 1952 y 53, Fangio en 1956, Hawthorn en 1958, Phil Hill en 1961 y Surtees en 1964) para después sufrir una sequía de 11 años hasta que en 1975 Lauda ganó el título para Don Enzo y repitió dos años después; Scheckter les dio el campeonato de 1979, y fue el inicio de una sequía de 21 años para los escarlatas que sería culminada con cinco títulos de Schumacher (20’00-’04) y uno de Raikkonen (2007) para después desaparecer del mapa aunque con Massa y Alonso han estado cerca en tres ocasiones de volver a lo más alto.

 

Mientras tanto, en el rubro de Constructores, su primer título llegó en 1961 –antes e 1958 no había ese título– y siguió uno en19’64 para después de ganar 6 títulos entre 1975 y 1983. A partir de ahí dejaron de ser competitivos y fue hasta 1999 que volvieron a levantar la copa en dicha categoría. A partir de 1999, los de Maranello ganaron 8 de los siguientes 10 Campeonatos de Constructores y desde 2009, no han vuelto a pelear por dicho galardón que resulta el más importante para cualquier equipo en la Fórmula Uno.
ferrari 93
1993 fue el último año en que Ferrari no logró ni una victoria
en la temporada.

 

Regresando a 2014, lo de Ferrari comienza a asemejarse a los ochentas cuando dejaron de ganar en 1984 y la F14T se ha erigido como el tercer mejor auto de la parrilla y eso no es suficiente. Siguen persiguiendo al resto de los equipos, sea Red Bull Racing o Mercedes, y parece que han perdido ese paso que Ross Brawn, Jean Todt y Michael Schumacher les habían hecho dar a principios del milenio. Le época de Domenicali no funcionó (similar a lo que le pasó a Martin Whitmarsh en McLaren, pero no TAN mal) y ahora es Marco Mattiacci el encargado de reconstruir a la casa del cavallino rampante pero los problemas (como ya lo adelantaba el Editor hace casi unlustro) siguen estando latentes a pesar de que han llegado gente como Allison y Fry en aras de desitalianizarse nuevamente.

 

¿Será suficiente? El tiempo lo dirá, pero Ferrari ya empieza a acumular años sin éxitos que festejar y la frustración comienza a montarse en todos, notoriamente en su estrella Fernando Alonso quien es cortejado por otros equipos para mudarse en 2015 en aras de seguir persiguiendo ese elusivo tercer título mundial. La directiva parece desorientada y aparenta no poder encontrar el rumbo. La ventaja de potencia que tanto presumía el commendatore con declaraciones como “la aerodinámica es para aquellos que no saben hacer buenos motores” ha quedado atrás y el paquete completo para competir es algo indispensable en estos tiempos.
Lejos están los años de Schumacher y Todt en Maranello y la escudería del cavallino rampante sigue sin poder enfrentar a los equipos de punta de la Fórmula Uno. Ya quisieran muchos equipos tener sus logros, pero en Ferrari un año sin título es un año en el que no se cumplió con la historia y grandeza del equipo. Si siguen así, podríamos estar frente a los primeros seis años de un gran letargo y con periodos de sequía de 11 y 16 años ya vamos a la mitad de uno, aunque en franca reconstrucción del equipo más importante de la Fórmula Uno.

 

© CAJR / 2014

Un comentario en “Ferrari ¿rumbo al precipicio?

Los comentarios están cerrados.