GP Mexico start

El Gran Premio de México 3.0

Aunque a veces no lo parezca, en México siempre ha existido gran afición por otros deportes distintos al fútbol. Béisbol, box, tenis, fútbol americano, basquetbol gozan de buena popularidad en tierras aztecas, pero sin duda alguna es el automovilismo uno de los que mayor envergadura y tradición tiene en nuestro país.

busto rodriguez
Grandes pilotos y un circuito legendario –a pesar de todas las modificaciones que ha sufrido– han sido ingredientes suficientes para alimentar una afición incansable y, sobre todo, conocedora del deporte motor la han convertido en un destino lógico para un Gran Premio de la Fórmula Uno y acceder así a un mercado de 120 millones de personas, independientemente de la capacidad económica de los habitantes del mismo.
En años recientes el amor de un hombre al deporte motor lo llevo a buscar el regreso de un connacional al volante de un F1 -cuestión que logró en 2011- y el de la serie al país para una tercera época del GP de México. Ese hombre lleva ya más de dos años envuelto en rumores para cumplir su segundo objetivo y parece que será en 2014 cuando el sueño se cumpla y los motores, ahora V6, vuelvan a rugir en suelo azteca.
GP Mexico Prost
Autosport soltó la noticia el domingo después de la carrera en Spa-Francorchamps y el puesto provisional que se maneja podría convertirse en definitivo dependiendo de las fortunas de Nueva Jersey para organizar su evento así como que todos los factores económicos se encuentren al gusto de Bernie Ecclestone para lograr el regreso de la F1 a nuestro país. Lo anterior, ya que el resto de los elementos se encuentran librados, o en proceso de ser superados, como lo son (i) el factor afición (que nunca la ha importado a Ecclestone) pues el mercado en México es suficientemente grande como para ser atractivo en términos comerciales de la Formula One Management; (ii) el autódromo, si bien no es el mejor del mundo, el Hermanos Rodríguez es el mejor de México y los planes de remodelación con Tilke no son un secreto por lo que podría superarse a tiempo para recibir a la Fórmula Uno el año entrante; (iii) el calendario para Bernie podría albergar hasta 25 GPs en un año, pero los equipos desean que no sean más de 20, por lo que en la situación actual tenemos los 19 de este año, menos India (18) y la adición de Austria, Rusia y Nueva Jersey (21), pero con Corea siendo candidato a perder su lugar en la temporada y el segundo GP en Estados Unidos con serias dudas sobre su realización podría dar pie a que México se coloque en la lista de 20 eventos para 2014.
Pero es la misma situación que tenemos desde hace una año, con los planes para remodelar el Autódromo Hermanos Rodríguez en la mesa, pero sin iniciar los trabajos, y con el aspecto comercial sin poderse destrabar desde que se empezó a buscar el retorno de la F1 a México. ¿Qué es lo que falta entonces? Dinero –al final todo negocio se reduce a eso, ¿no?.
GP Mexico kubica
Un GP es un negocio para un país, no para un promotor –en este caso OCESA que tiene la concesión del AHR– ya que la derrama económica se genera en hoteles, transportación, atracciones turísticas, entre otros canales y ningún promotor tiene control u obtiene ingresos sobre dichas cuestiones. La televisión y los boletos más caros (el famoso Paddock Club) son para la FOM por lo que necesitas una cantidad importante de aficionados que ingresen al resto del circuito además de los ingresos por lo que se vende durante el evento. Los patrocinadores de cada GP son otro ingreso, pero con las tarifas de la FOM para un GP rondando los 40 millones de euros, resulta que ni un lleno en los tres días de gran premio podría generar ingresos suficientes para el promotor.
Por ello, resulta vital que el gobierno, ya sea federal o local, apoye para poder cristalizar el regreso de la F1 a México. Toda la derrama económica generada –y a veces calculada, conservadoramente, en un 100% de la inversión de las cuotas de la FOM–  finalmente sirve a cada país para dos objetivos fundamentales: activar la economía y promover al país en el plano internacional. Con la reciente inversión del gobierno federal en materia de turismo resulta lógico potencializar esa inversión al tener eventos deportivos de índole mundial. No cualquier país tiene un GP.
Así la situación, es cuestión de un pequeño detalle para terminar con la sequía de 21 años que ya acumulamos en materia de Grandes Premios de la Fórmula Uno. Detalle que, con tan sólo ver el beneficio que un evento de esta magnitud acarrea, podría verse fácilmente superado.
© CAJR / 2013